Rinoplastia

Cirugía de Naríz

Todos los defectos nasales son corregibles en mayor o menor grado, siempre dentro de límites razonables, una nariz grande no puede ser reducida a la miniatura discordante con el resto de las facciones. Los defectos nasales más comunes consisten en narices medianamente grandes o de punta abultada, o huesos del dorso sobresalientes y afortunadamente son los más fáciles de corregir.

Técnica:

Este procedimiento se realiza por dentro de las fosas nasales por lo que no hay cicatrices externas y depende de cada caso en particular. En la cirugía de nariz se maneja el grosor de la piel, los cartílagos, los huesos, y el tabique. Es importante mencionar que se trata de un procedimiento tanto estético como funcional, dependiendo del caso del paciente. La corrección funcional de la nariz consiste en arreglar los cornetes y en la corrección de la desviación septal. No se emplean tapones y no quedan moretones.

Tiempo Quirúrgico:

1 hora.

Recomendaciones:

Sería una contraindicación temporal, todo proceso que conlleve el riesgo de congestión nasal, como el catarro o la gripe. Tanto la piel de la nariz como su entorno deben estar libres de procesos infecciosos.

Riesgos:

Una intervención quirúrgica lleva siempre un cierto riesgo. Algunos de ellos serán descartados cuando realicemos su historia clínica previamente a la operación. Algunas de las complicaciones son sangrado, hematoma, inflamación prolongada, reacciones a la anestesia, infección y desviación recidivante, obstrucción nasal.

Postoperatorio:

Las operaciones de nariz no suelen ser en absoluto dolorosas. La única incomodidad es la de no poder respirar durante 1 a 2 días por la nariz. También es posible que tenga la sensación de respirar peor, particularmente si se ha sometido a una reducción de nariz o del tamaño de los orificios nasales. Hasta que el periodo de recuperación de los tejidos no haya concluido puede tener esta molestia.
Pueden reemprenderse las actividades habituales al cabo de solo 10 días, cuando se retire la férula (amenos que no le importe ser visto con una férula en la nariz, en cuyo caso a partir del segundo día ya puede ir a trabajar si su trabajo no requiere esfuerzo físico). Para cuando hayan pasado los 10 días la hinchazón y los hematomas, si es que apareciera alguno ya habrán desaparecido y el aspecto de la nariz será bastante bueno. Naturalmente debe evitarse todo aquello que pueda significar un golpe en la nariz durante 30 días así como la exposición al sol o al calor por este tiempo.

Resultados:

La rinoplastia es una intervención segura y definitiva. Si el resultado es el que usted deseaba la nariz no presentará cambios importantes el resto de su vida. Si su problema era la dificultad respiratoria, mejorará notablemente.