Hidrolipoclasia

Hidrolipoclasia

También conocida como la nueva liposucción sin bisturí, es el último procedimiento europeo, utilizado en el tratamiento de las adiposidades localizadas, consiste en la aplicación de solución salina combinada con lipolíticos, seguida de la aplicación de un ultrasonido focalizado externo de alta intensidad, produciéndose así un fenómeno de cavitación, es decir de destrucción de la célula grasa, las cuales son eliminadas mediante la circulación sanguínea y linfática a través de la orina.

Técnica:

El líquido dentro del abdomen nos permite crear una ventana para que el ultrasonido focalizado de alta intensidad (HIFU) pueda destruir capas de grasa mucho más profundas, que si no se infiltrará el líquido, es por eso que el paciente puede perder de 3 a 7 cm en una sola sesión. La duración del tratamiento varía de cada persona, generalmente el procedimiento requiere de 2 horas de duración, y el número de sesiones depende de la cantidad de grasa que tenga el paciente, se recomienda una sesión al mes, así como el uso de una faja durante un mes.

Resultados:

La terapia se acompaña con dieta y ejercicio, y se aconseja que el paciente acompañe este tratamiento con drenaje linfático para que la eliminación de grasa sea más rápida.

Entre las ventajas de este tratamiento, es que es la manera más rápida, sencilla y económica de eliminar grasa del abdomen, sin cicatrices, anestesia, cirugía, riesgos ni tiempo de recuperación, permitiendo que el paciente regrese de inmediato a sus actividades diarias.