Liposucción

Liposucción o Vibro Liposucción

La liposucción es un procedimiento quirúrgico desarrollado para remover los excesos de grasa que son resistentes a los ejercicios y a las dietas, moldeando la figura de quien se somete a este procedimiento. La liposucción es una excelente alternativa para mejorar el contorno abdominal cuando la piel del abdomen tiene buena elasticidad y no tiene mucha flacidez y estrías.

Técnica:

El procedimiento quirúrgico se realiza con un pequeño tubo llamado cánula que es conectado a una bomba de vacío. Se hacen pequeñas incisiones a través de las cuales se infiltran líquidos con adrenalina que minimizan las pérdidas de sangre y facilitan la extracción grasa. Después, se inserta la cánula dentro del cúmulo de grasa que se desea eliminar. El cirujano mueve en forma suave y delicada la cánula, que tiene una micro vibración, facilitando la aspiración de los depósitos de grasa no deseados. Es posible inyectar, posteriormente esta grasa en áreas como los glúteos o las mamas..

Recomendaciones:

Se recomienda dejar de fumar 2 semanas antes de la cirugía. El mejor candidato a liposucción es un paciente que desea mejorar el contorno corporal, que tiene depósitos localizados de grasa y que ha tenido su peso estable durante los últimos tres meses. El paciente con obesidad mórbida debe manejarse diferente.

Tiempo Quirúrgico:

De 1 a 2 horas, depende también de si se combina con otros procedimientos.

Riesgos:

Se pueden llegar a presentar hematomas, seromas, cambios de pigmentación de la piel, anemia y en 1.1% de los casos trombo embolismo pulmonar, sin embargo la mayoría de las veces es un procedimiento muy sencillo sin mayores efectos secundarios.

Postoperatorio:

A partir de los 5 días se puede empezar a trabajar y a realizar sus actividades normales, sin embargo se recomienda empezar a hacer ejercicio hasta la cuarta semana posterior a la cirugía. Los analgésicos permiten controlar satisfactoriamente el dolor, en caso de sentirse. Se presentan morados e hinchazón en grados variables. Los primeros desaparecen por lo general en 2 a 3 semanas. La inflamación o hinchazón tarda un poco más en resolverse, al mes se apreciará un mejor contorno, de ahí en adelante el proceso de desinflamación continúa y es finalmente entre el tercer y sexto mes cuando se aprecian los resultados definitivos. Se recomienda el uso de una faja especial durante un mes.

Resultados:

Se verán resultados visibles y espectaculares en poco tiempo con menos moretones que en otras técnicas, además de que este tipo de tecnología nos permite eliminar del cuerpo cantidades mayores de grasa a comparación con otros tratamientos.

Ventajas:

La liposucción brinda un nuevo contorno corporal, se nota más la cintura y se ve una figura mucho más estilizada con cicatrices mínimas. El resultado final se podrá ver a los 3 meses, aunque a la tercera semana se podrá ver un cambio del 70%.