Lipoinyección Surcos

La inyección de grasa en cara es un procedimiento natural, seguro y no alergénico.

La transferencia de grasa permite borrar los surcos nasogenianos, el entrecejo, aumento y definición de los labios e inclusive el relleno de pómulos y mentón. De igual forma se pueden corregir deformidades producidas por alteraciones congénitas o accidentes, arrugas que pueden quedar después de un estiramiento facial o lifting; o simplemente darle un nuevo volumen y forma a los labios. Permite corregir depresiones, asimetrías faciales, surcos profundos, entrecejo, falta de relieve malar, etc.

El procedimiento es realizado en forma ambulatoria. Las zonas receptoras y donadoras son anestesiadas y desinfectadas, empleando una jeringa con aguja especial, la grasa es removida del abdomen, glúteos, etc., es cambiada la aguja para poder inyectar debajo de la piel en la zona dañada. Este procedimiento puede ser repetido cuando el resultado obtenido haya desaparecido.

Los beneficios de emplear la grasa del propio paciente son:

  • La grasa inyectada en la cara puede durar hasta por tres años.
  • La transferencia de grasa puede ser combinada con otros procedimientos quirúrgicos.
  • Nunca se presentará una reacción alérgica.