Láser Fraccionado o Pixel

Láser Fraccionado o Pixel

Mejora la textura y firmeza de la piel en cara, cuello, escote, brazos y manos. Ideal para cicatrices de acné. Día a día nos vemos en el espejo sin notar los estragos del tiempo en nuestra piel, hasta que son demasiado evidentes. Si estás en el momento en que tienes que renovar tu piel y tu imagen, tenemos una solución para ti. ¡La tecnología Láser Pixel!

Técnica:

Los pulsos del láser crean minúsculas zonas ablativas, por eso se le conoce como fraccionado, que eliminan la piel dañada por el tiempo. Este tratamiento tiene una acción curativa y logra la renovación natural del cuerpo, estimulando el crecimiento de nueva piel sana y joven. El Láser Pixel trata pequeñas zonas de la epidermis, dejando tejido circundante intacto.

Este actúa como depósito para una recuperación más rápida y una producción más eficaz de colágeno, dejando tejido nuevo; más sano y más liso. Se utiliza anestesia local y es un procedimiento poco dolorosos y muy tolerable. Pixel puede ser usado en la mayoría de los tipos de piel y en cualquier parte del cuerpo, puesto que esta técnica deja intacto tejido sano e incluso puede mejorar notablemente las cicatrices de acné.

Duración de la Terapia:

30 minutos.

Contraindicaciones:

Se recomienda no realizar el procedimiento en pacientes embarazadas o con herpes activo.

Resultados:

Pixel realiza una renovación total progresiva de la piel mejorando su textura y tono alisando arrugas, disminuyendo manchas, diámetro de los poros y mejorando cicatrices de acné. A corto plazo, este procedimiento borra las señales que agregan años a nuestro aspecto, restaurando su apariencia juvenil. Los resultados son visibles a partir de la semana y el aspecto sigue mejorando hasta llegar a un resultado definitivo a los 2 meses.

Se recomienda realizar de 2 a 3 sesiones separadas por un periodo de tiempo de un mes.

Recuperación:

En 24 horas aparece una costra fina que cae a los 2 o 3 días después del tratamiento. Se recomienda no exponerse al sol durante 1 semana y realmente no necesita de tiempo de recuperación, ya que mientras el paciente no se exponga al sol puede seguir haciendo su vida normal.

Efectos Secundarios:

Se puede producir un Eritema o enrojecimiento que dure más de una semana en casos donde se requiera mayor potencia, sobre todo en pieles más dañadas por el sol y los años.