Láser Derma K

Láser Derma K

El Derma K es un láser que utiliza simultáneamente dos emisiones de luz para eliminar capas microscópicas de piel, dejándole una piel rejuvenecida, más tersa y más suave.

Técnica:

El Derma K es el primer y único láser que se aplica en forma científica mediante dos luces láser. Combina las ventajas del Láser de CO2 empleado durante años para el rejuvenecimiento de la piel con la precisión y capacidad del Láser ERBIUM: YAG que permite en forma gentil y precisa remover capa por capa de la piel, al mismo tiempo que penetra a niveles profundos gracias a la potencia del Láser de CO2. Debido a que el láser Derma K es suave, es posible tratar áreas como el cuello, pecho, espalda y los brazos, además de la cara.

Este láser permite ser empleado en cualquier tipo y color de piel sin importar la edad. El Derma K es seguro, con mínimo enrojecimiento y restricciones después de la aplicación del procedimiento.

Duración de la Terapia:

1 hora.

Contraindicaciones:

No se recomienda en pacientes que se encuentren embarazadas o que se tengan que exponer al sol.

Resultados:

Si usted ha estado esperando el momento adecuado para obtener un aspecto más joven, éste ya ha llegado. Los resultados con el Derma K son espectaculares. Su piel puede tener una apariencia más firme, más suave y renovada. Además, esta terapia tan suave proporciona un tiempo de recuperación rápido, permitiéndole volver en unos días a su rutina diaria.

Recuperación:

El tratamiento es suave con mínimas molestias y una recuperación más rápida que la del láser de CO2 y habrá sólo mínimas restricciones en su actividad, como sería la exposición al sol por un lapso de dos semanas.

Efectos Secundarios:

Los efectos secundarios varían en cada caso, pero normalmente son mínimos. El enrojecimiento disminuye entre 10 a 15 días.