Láser CO2

Láser de CO2

Este procedimiento consiste en realizar un recambio de las capas externas de la piel de la cara logrando disminuir hasta un 90% las patas de gallo, el entrecejo, arrugas de los labios, manchas cafés ocasionadas por el sol, cicatrices de acné o por cirugía. También el tratamiento es empleado para borrar las manchas pigmentadas de las manos, que se presentan con los años. Es la tecnología número uno para el rejuvenecimiento facial.

Técnica:

Este láser trabaja a través de la fotodermolisis fraccionada que permite el haz de luz emitida sea fraccionada en muchos puntos que al contacto con la piel penetren en múltiples pequeñas áreas, dejando entre ellas zonas sanas. Con el láser de CO2 se pueden vaporizar los tejidos con gran precisión, lo que activa a los fibroblastos y hace que se produzca colágeno, para una cicatrización más eficiente. Este tratamiento permite una recuperación cutánea de hasta el 50% cada vez que se realiza el tratamiento.

Duración de la Terapia:

de 20 a 30 minutos a una hora y se aconseja realizar 3 sesiones para un resultado óptimo.

Contraindicaciones:

  • Pacientes que padezcan o hayan padecido cánder de piel.
  • Durante el embarazo y lactancia.
  • No se recomienda si el paciente padece de herpes o dermatitis.
  • No en uso de corticosteroides

Resultados:

Desde la primera sesión se puede mejorar la textura de la piel, disminuir el diámetro de los poros, desaparecer las manchas, disminuir las arrugas, mejorar las cicatrices, mejorar el melasma así como rejuvenecer cuello, pecho y manos.

Recuperación:

8 días.

Efectos Secundarios:

Se puede apreciar eritema o enrojecimiento de la piel que dura aproximadamente 4 días, al igual que inflamación y un color bronceado de la piel que se desvanecerá alrededor de los 14 días.