Implante de Pantorrillas

Los implantes de pantorrillas pueden utilizarse para agregar masa y definición a los músculos de la parte inferior de la pierna, lo que mejorará en forma drástica la apariencia de las pantorrillas. Para quienes sienten que sus pantorrillas se verían mejor y más proporcionadas con más volumen y definición, los implantes de pantorrillas pueden ser la respuesta.

El aumento de pantorrillas se lleva a cabo generalmente como un procedimiento ambulatorio que demora aproximadamente una hora. Durante el procedimiento, se realiza una incisión en un pliegue natural detrás de la rodilla. Luego, el cirujano crea una bolsa del tamaño suficiente para colocar los implantes de pantorrillas, que pueden colocarse en la parte superior interna o externa de la pierna. En esta zona, compuesta por músculo y grasa, se formará tejido cicatrizal que ayudará a mantener el implante en su lugar. La incisión se cierra con suturas, y se coloca un vendaje para reducir la inflamación y el malestar. Aunque es posible retomar las actividades normales pocos días después de la cirugía, deben posponerse las actividades físicas vigorosas por aproximadamente seis meses.

Muchos pacientes que se someten a implantes de pantorrillas informan un aumento de la confianza en sí mismos después del procedimiento, y muchos pueden usar prendas (por ejemplo, pantalones cortos y trajes de baño) con las que, de otro modo, estarían incómodos.