Hilos de Tensión Facial

Hilos de Tensión Facial

Los hilos rusos son colocados en la zona de los pómulos, mejilla y en las famosas patas de gallo para levantar los tejidos que se han vencido por el paso de los años. También se pueden aplicar en diferentes áreas del cuerpo, por ejemplo los brazos o los glúteos para reafirmar el tejido.

Técnica:

Se aplica anestesia local en el área que se desee colocar la tensión, es importante tener la asepsia necesaria, así como también marcar el área que se va a tratar previamente a la realización del tratamiento. Se introducen agujas de diferentes tamaños, dependiendo del tipo de hilo que se va a utilizar y efecto que sea desea obtener. Estas agujas servirán como guía para los hilos de polidioxinona, que se colocan a nivel de tejido al retirarlas los hilos permanecerán en la zona tratada, provocando un efecto tensor y reactivando la producción natural de colágeno.

Duración de la Terapia:

30 minutos.

Contraindicaciones:

No hay ninguna contraindicación para el tratamiento, sin embargo es mejor no aplicarlos en pacientes embarazadas o en pacientes con infecciones activas o neoplasias.

Resultados:

Los hilos rusos tienen un efecto lifting que harán que el rostro recupere su aspecto juvenil, mejorando la tensión del tejido, así como las arrugas, pliegues y marcas de expresión.

Ventajas:

Es una técnica simple realizada con anestesia local y que le permite reanudar sus actividades inmediatamente. Además de que podrá ver los resultados inmediatamente, su única desventaja es que no son permanentes, su efecto dura de 2 a 3 años.