Braquioplastia

Braquioplastia (Cirugía de brazo)

La Braquioplastia es una intervención destinada a tratar la flacidez y el exceso de grasa de la cara interna de los brazos. Con el paso de los años o tras haber perdido mucho peso, la piel de los brazos puede dar un aspecto de flacidez. Este procedimiento es ideal para pacientes que hayan sufrido cambios importantes en su peso.

Técnica:

La técnica depende del grado de defecto que haya en el paciente. Si los cambios son incipientes, suele ser suficiente eliminar el exceso de grasa de la cara interna del brazo a través de liposucción. Cuando la flacidez es intermedia se suele indicar un estiramiento cutáneo dejando la cicatriz circunscrita a la axila. En los casos más avanzados es necesario hacer una cicatriz longitudinal en la cara interna de los brazos hasta el codo.

Tiempo Quirúrgico:

1 hora.

Recomendaciones:

No tomar medicamentos como la aspirina y antiinflamatorios que pueden aumentar el riesgo de hematomas.

Riesgos:

Anestesia, Infección y hematomas, el riesgo es mínimo ya que es un procedimiento muy sencillo y contamos con las instalaciones y el personal adecuado para que la cirugía sea un éxito.

Postoperatorio:

El paciente se puede ir a su casa el mismo día, y el tiempo de recuperación es de 1 semana. Se recomienda el uso de vendaje durante 2 semanas y evitar durante el primer mes las actividades físicas extenuantes.

Resultados:

El resultado de este procedimiento le permitirá al paciente verse más delgado y considera una intervención definitiva. En el caso de la liposucción de brazos, el resultado es muy favorable y sin cicatrices notables.